FOTOS DE LA OBRA:

FOTOS DE JOLLERIA DE LA AUTORA:

TEXTO DE LA ARTISTA:

Exposición en Artea2. Inauguración: 25 de octubre de 2019.


A la memoria de mi madre:
naturaleza tejida, hecha de silencio


1. Para entender la obra:
La exposición que hoy se presenta está dedicada a la memoria de mi madre, que falleció
en otoño de 2015. Ella era una mujer sencilla, de campo y originaria de la rivera
de Navarra. Siempre tenía una sonrisa en la boca y algo entre las manos: a menudo las
agujas de hacer punto y, en sus últimos años, aquejada de Alzheimer, sobretodo el ganchillo.
Siempre estaba ocupada haciendo labores, que eran para regalar a los demás. A ella
le servían de entretenimiento y, además, las hacía con el fin de dejarnos un recuerdo
suyo. ¡Cómo olvidarte, mamá! El punto y el ganchillo son, pues, la excusa y argumento
para poder hablar de ella y recordarla. De hecho, en el silencio de la creación siento
como si la tuviese cerca.
En este trabajo están presentes la naturaleza, la memoria, el tejido y el silencio. Sirven
para tratar los temas de la identidad de género, de lo cotidiano, lo conocido y del
mundo que me rodea, que considero recurrentes en mi obra.
En esta exposición pretendo tratar esas temáticas mediante los siguientes elementos:
- Naturaleza: una poderosa, sugerente y evocadora naturaleza.
- Memoria: la memoria y el olvido, la memoria y la identidad, la memoria y la enfermedad,
la memoria y la presencia y, por último, los recuerdos.
- Tejido: labores, tejido y entretejido, desarrollo y construcción, amor y cariño.
- Silencio: silencio de lo callado porque no se puede hablar de ello; silencio de lo
olvidado; silencio y mirada que comunica; silencio y abrazo, caricia; silencio y sonrisa;
silencio, presencia y compañía.
2. En profundidad:
En esta exposición muestro el trabajo realizado durante estos últimos cuatro años,
siendo, a su vez, el final de un ciclo dedicado a la memoria de mi madre. El trabajo comienza
con un retrato a lápiz, hecho a partir de una fotografía de mi madre que fue tomada
poco antes de su muerte. Este retrato lo presenté en la anterior exposición, que
trataba de los retratos y la naturaleza.
Esta vez, el retrato de mi madre va acompañado de unas hojas de magnolio tejidas
con ganchillo. Recogí estas hojas en el jardín de las Residencia de las Oblatas, donde se
encontraba mi madre. Esta residencia es un antiguo convento situado a orillas del rio
Arga, en la avenida Gipuzkoa1.
Antes de convertirse en una residencia, este gran edificio perteneció a Joaquín Ciga,
también propietario de una tienda de bordados. El señor Ciga donó el edificio a las
monjas.
Las monjas trabajaban para él, haciendo bordados y otros trabajos similares, junto
con otras mujeres también internas. Estas últimas vivían allí, a pesar de no ser monjas,
ya que en aquella época el convento era también un reformatorio para mujeres, a las
cuales se las conocía como “las arrepentidas”.
Se trataba de mujeres que habían sido castigadas con el internamiento por haber tenido
un comportamiento considerado impropio para una mujer (por ejemplo, acostarse
con un hombre con el que no estaba casada).
Para mi madre, enferma de Alzheimer, esta fue su última residencia. Juntas dábamos
paseos, siempre agarradas del brazo, mientras recorríamos una y otra vez los caminitos
del jardín. Tarde tras tarde y estación tras estación, fui recogiendo estas hojas. En casa
se fueron secando, planas, pero conservan todo su cuerpo y brillo.
Estas hojas están rematadas con distintos dibujos hechos a ganchillo. Son réplicas de
las labores que mi madre nos ha hecho en servilletas, toallas e incluso en sábanas para
la cuna de mi hijo Julen. Cuando me faltó la presencia de mi madre, hacer crochet me
sivió para sentir su compañía.
Partiendo de esas hojas tejidas, he hecho dibujos a lápiz y grabados, acercando este
trabajo a mi mundo gráfico.
Esta serie de obras pretende plantear la siguiente reflexión: ¿Es más o menos artístico
un trabajo dependiendo de la herramienta que se utilice? ¿Es, por lo tanto, más artístico
un dibujo a lápiz? ¿Qué pasa cuando utilizo un ganchillo para crear una pieza?
3. Serie negra, serie blanca y las joyas:
En la exposición pueden verse también otros trabajos de la “Serie negra”, la “Serie
blanca” y 150 piezas de joyería de autor. En la “Serie negra”, el papel está grabado con
motivos vegetales y fragmentos de ramas de árboles, de tal manera que al eliminar la
capa brillante del papel la imagen aparece en un negro mate intenso.
Las imágenes no son del todo visibles y dependiendo de la iluminación que tengan adquieren
mayor presencia2. Sobre los papeles negros y con hilo de plata he ido tejiendo un
1 Antes de instalarse en dicho lugar, las Oblatas había fundado un convento en la calle San Saturnino,
nº 14.
“algo” que responde más a un crecimiento paramétrico que no pretende crear figura alguna.
En la “Serie blanca” conviven y dialogan dos elementos: el entretejido vegetal y los
dibujos de puntillas de mi madre. El entretejido vegetal está formado por ramas de
árboles, pintadas con acrílico. Estos árboles fueron fotografiados desde abajo, de tal
manera que el cielo servía de fondo, creando imágenes planas. Las fotografías fueron
tomadas durante viajes familiares en Roma, Hangzhou (China) y Roda de Berà
(Tarragona).
Por último, unos 150 colgantes y pendientes conforman las piezas de joyería de
autor, todas ellas únicas, que han sido magnifícame fotografiadas por Asier Arístregui.
Quiero aprovechar para agradecerte su enorme profesionalidad, y decir que ha sido un
placer y un honor para mí contar con tu indispensable ayuda.
La calidad de tu trabajo sólo se ve superada por la de tu persona, habiendo sido,
además, capaz de captar y transmitir en tus fotografías todo el mensaje que yo pretendo
proyectar con mi obra. Desde el primer momento sentí que te llegaba lo que yo quería
transmitir y que quisiste ser parte de ello, aportando también una visión personal de
gran valor.
Los colgantes están hechos con hilo de plata tejido utilizando el ganchillo. En
ocasiones la plata se mezcla con cobre de otros colores, cristal o resinas. Los motivos
son puntillas de mi madre, vegetales (por ejemplo, vainas con semillas), etc. Se trata de
piezas exclusivas con un gran trabajo detrás.
Los pendientes están hechos utilizando mayor variedad de materiales: nácar pintado
con tintas permanentes a la luz, papel de cozo, plumas de faisán, hilo de plata de ley
tejido a ganchillo, resinas de colores trabajadas con calor, hilo de cobre de colores, hilo
de zorzal y cristal.
“La sonrisa en la boca, el ganchillo en las manos.
Para siempre en nuestro corazón silenciosa ama”

 

2 Podrán enterder esto con mayor facilidad aquellos que hayan leído El elogio de las sombras de
Junichiro Tanizaki.

Contacto

Dirección:

C/ Idoia, 9 Bajo-Zizur Mayor 31.180 - NAVARRA

 

TELEFONO:

649 101 067

848 43 22 23

 

Email:

galeriaestudioartea2@hotmail.com

 

También puede ponerse en contacto con nosotros utilizando nuestro formulario de contacto.

Redes sociales

En Facebook tienes las fotos de la última exposición del estudio

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Ana Isabel Álvarez García